En la orilla norte del Mar de Pinares, muy cerca de Cuéllar, se encuentra ubicado el completo hostelero “Florida”, ligado a la historia, el arte y la naturaleza que rodean y realzan a la villa de Cuéllar.

La andadura se inició el año 1959. En el año 1959 al final de los Paseos de San Francisco, en una casona dentro de la finca “La Alegría inicia nuestro padre Leopoldo Casero su andadura en la hostelería, especializándose en bodas y banquetes. Posteriormente nos mudamos a la calle Huertas donde ampliamos los locales a la vez que consolidábamos el negocio para desde allí dar el salto a Navalcanto.